Contact Me

Meditación con Qi

Dec 01, 2023
Mujer sentado en una piedra con un lago calmado de fondo

Puede parecer extraño meditar con qigong, o utilizar el qi para meditar. Pero de las primeras cosas que sentimos al practicar qigong es un nivel de calma y relajación natural que nos facilita mucho estados de ecuanimidad y mindfulness.

Además, enfocar nuestra atención tranquila y relajada en el qi, hace que este fluya más y mejor, desarrollando nuestro sistema energético. En pocas palabras, esto nos hace más sanos, vitales y con más recursos para resolver las necesidades de la vida.

Finalmente, recordemos que la consciencia (es decir, los estados de conciencia que podemos percibir) son el otro lado de la moneda de estados energéticos. O sea, nuestra consciencia y energía son dos aspectos de lo mismo. Son totalmente interdependientes.

Si desarrollamos nuestra energía, desarrollamos nuestra consciencia. Para la mayoría de la gente es mucho más fácil o incluso factible desarrollar la energía que la consciencia porque se puede hacer desde el cuerpo; con respiración, con movimiento. Aprendiendo a sentir la energía.

Y una vez que la sentimos es muy fácil aprender a purificarla, tonificarla y desarrollarla, que son de hecho los 3 pasos de cualquier qigong.

Si quieres aprender una secuencia completa de qigong, paso a paso y con toda la teoría de fondo necesaria para asegurarte que estás practicando bien, te recomiendo mi curso “El Arbol del Qigong”. Lo diseñé como un curso apto para principiantes que no saben nada ni han practicado mucho, pero también para practicantes que tienen una idea del qigong o han practicado algo pero quieren profundizar su entendimiento y manejo del qi.

Las siguientes meditaciones o ejercicios se pueden practicar en postura de meditación o en lo que llamamos postura natural o postura de qigong. Ojo, no es recomendable practicarlas acostados porque se bloquean puntos importantes en la espalda y porque el qi se puede estancar en el pecho y causar problemas de salud, sobre todo en los hombres.

La postura natural se hace de pie con:

  • Los pies separados a la altura de la cadera
  • Rodillas flexionadas
  • Hombros relajados
  • Cuerpo suelto

También sentado en una silla con:

  • La espalda despegada del asiento y vertical,
  • Los pies separados a lo ancho de la cadera y paralelos en el piso. 

Lo principal es que estemos relajados, sin tensar el cuerpo, sin sacar el pecho, sin intentar alargar la columna demasiado. Es muy importante que la respiración sea natural, silenciosa, por la nariz, por el vientre. No hagan respiraciones especiales como ujayi o cosas similares. La lengua pegada al paladar superior suavemente para hacer contacto y relajar el sistema nervioso.

¿Te resuena este contenido? Escríbeme un WhatsApp y te enseño a aplicarlo en tu vida. 

Seguro encontramos un programa que se adapte a tus posibilidades y necesidades.

Contáctame

Recibe semanalmente contenido como este directo en tu inbox

Forma parte de nuestra mailing list y recibe contenido exclusivo en forma de resumentes de enseñanza espiritual y psicológica.

We hate SPAM. We will never sell your information, for any reason.